miércoles, 1 de junio de 2011

*MUSICOGRAMA



            Musicograma sería una representación de los elementos que intervienen en una obra musical (ritmo, frases, timbres, compases,..). Se podría decir que es una obra musical con grafías no convencionales musicalmente hablando. Es una alternativa a la partitura convencional, no la sustituye, sino que la completa. La metodología de audición musical activa con el musicograma fue propuesta por Wuytack en 1971 para enseñar a escuchar la música clásica a niños y jóvenes sin conocimientos musicales. Este sistema solicita la participación física y mental del oyente antes y durante la audición y también utiliza la percepción visual (el musicograma) para mejorar la percepción musical.


VENTAJAS:
-       Es un recurso que ofrece grandes posibilidades didácticas.
-       Presenta una visualización de la canción muy global y sencilla, facilitando la comprensión, seguimiento y análisis de la estructura a la que se refiera y se presenta dentro de una limitación espacial.
-       Lo pueden realizar los propios niños y la capacidad de retención es mayor.
-       Puede ser trabajado en actividades de: gran grupo, pequeño grupo e individualmente.
-       Los oyentes sin formación musical que no son capaces de leer una partitura pueden comprender una representación visual más general de la forma y de los materiales.
-       Posibilidad, en el ámbito familiar, de continuar con el trabajo iniciado en el contexto escolar.


Desventajas: veo muy pocas, principalmente pienso que es la de que sólo se puede trabajar uno o dos elementos de la obra musical en la que se trabaja. Y puede ser que un uso excesivo de esto genere una demasiada libertad para el niño a la hora de intentar explicar algún elemento de alguna pieza musical, es decir se puede caer en un subjetivismo injustificado olvidando así partes importantes del lenguaje musical (aunque opino que la audición musical es primordial antes de llegar al lenguaje musical).


PARTICIPACIÓN DE LOS ALUMNOS:
            Los alumnos participan de una manera activa, es decir mediante audición musical activa. Estar activo antes y durante la audición aumenta su atención y concentración en la música. La audición activa significa una audición intencional y focalizada, en la cual el oyente está implicado física y mentalmente, mientras que la audición pasiva supone un bajo nivel de atención.

Los alumnos pueden (adaptado a su edad y nivel musical):
-Expresar en colores y formas las sensaciones que les produzca la música.
-Se les puede dar musicogramas en blanco y negro para que ellos los coloreen.
-Poner nombre a la obra, una vez escuchada y desconociendo el argumento. Y establecer un diálogo posterior sobre el nombre propuesto con la historia narrada.
-Pueden seguir el compás con la mano mientras observan el musicograma y escuchan la pieza.
-Se pueden hacer ejercicios de movimiento, una vez estudiada la pieza.
-Tras la audición de la obra dialogar sobre la intención que tenía el autor al escribir, por ejemplo, los matices de intensidad.

-Realizar el seguimiento de la obra, usando el lápiz, sobre el musicograma.  Previamente lo realiza el profesor en la pizarra, y se les pide a los alumnos y alumnas que lo hagan dibujando en el aire, de forma que sobre el papel sean capaces de seguir visualmente y auditivamente, y no perderse en los signos del musicograma.
- Una vez acabado y ejercitado el musicograma se puede analizar la partitura que corresponde a la pieza musical.


POSIBLE EVALUACIÓN:
            En la práctica, cuanto más se oye una obra mejor se aprende a conocerla y apreciarla. Algunos expertos indican que por lo menos tres veces.
-En la primera audición se obtiene una impresión general de la música y el placer que proporciona el reconocimiento de los temas previamente asimilados.
-La segunda audición permite un estudio analítico, aunque general, de la música. Al seguir las indicaciones del profesor (con la pulsación) sobre el musicograma grande, los alumnos tienen puntos de apoyo para la audición y su atención está continuamente focalizada en la música. El profesor no debe hacer comentarios, para que todos puedan concentrarse en la música.
-Durante la tercera audición los alumnos siguen la música indicando los temas sobre sus propios musicogramas pequeños. Esta indicación individual tiene un doble objetivo: de un lado, la autonomía del alumno durante la actividad de audición, que indica una capacidad para la comprensión de la música; de otro, la posibilidad para el profesorado de observar las dificultades de los alumnos y así ayudarles a comprender la música.


MÚSICA ADECUADA:
            Música orquestal de diferentes períodos de la historia, fundamentalmente la música clásica occidental (música clásica), ya que generalmente es compleja y les cuesta focalizar la atención ya que no suele ser demasiado familiar para muchos niños. Además frecuentemente tienen alguna que otra actitud negativa en relación con esta música (para ellos a veces es un poco “rollo”, aburrida).
Es preferible fragmentos cortos (de uno a tres minutos de duración) a fin de facilitar la concentración de los niños en la música.
Hay que elegir las estrategias para aprender los materiales musicales. Estas  estrategias utilizadas necesitan ser adaptadas a la música dependiendo de las características específicas de cada fragmento musical, por lo tanto considero que no hay música inadecuada o estilo inadecuado, lo que puede ser inadecuado es lo que se pretende estudiar y asimilar con el musicograma ( a lo mejor otra estrategia lo aborda mejor); también puede ser inadecuada el contenido, la letra, lo que destila la música. Pero podemos seguir mediante los musicogramas multitud de estilos y épocas, incluso una canción pop.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada